© theme. +

En el coche volviendo del teatro…

- Gabriela, ¿Qué te pasa? ¿Por qué no has dicho una sola palabra desde que entramos en el coche? – Gaby se queda callada – ¿Gaby? ¿No me vas a contestar? ¿Es eso? Está bien entonces…

Los dos van por todo el camino sin decir una sola palabra. Cuando llegan a la casa, Gaby sale del coche y da un portazo..

- Gabriela, ¿Qué te pasa? ¿Tas loca o qué? Ya no estás hablando conmigo – Habla siguiéndola hasta la casa - ¿Y ahora  haces eso? ¿Para qué ese portazo? Sabes que odio cuando haces eso…

- No finjas que no sabes porque estoy así Fernando, eso me deja aún con más rabia de ti – habla casi gritando, estaba roja de rabia.

- Pero yo no sé, te juro que no sé porque estás así, si yo no hice nada ¡Achis!

- ¿Ah no? ¿No hizo nada? Creo que es mejor pensar muy bien eh? – Sube las escaleras corriendo hacia su recámara

- Gabriela, Gabrielaaaa, espérame, ahora quiero saber de lo que tanto me hablas, por lo que yo sé sólo presenté mi obra de teatro y nada más… Ahora dime qué fue lo que yo hice para que estés tan enojada conmigo…

- ¿Jura qué no sabes lo que hiciste? – hace voz de ironía.

- Te juro mi amor, ahora ándale, dime…

- Pues.. pues… Estabas coqueteando con la Lucerito – habla con voz de celos.

Fernando empieza a reírse mucho

- ¿Entonces era eso Gaby? Ay por favor, no lo puedo creer…

- ¿Y de qué te ríes? No hay ninguna broma aquí – entra en el baño furiosa y da otro portazo, y cierra la puerta con llave.

- ¿Mi amor? – Habla todavía riéndose - No necesitas quedarte celosa, por dios mi vida, Lucero es solamente mi amiga, nada más, punto…

- ¿Ah no? Entonces quieres decir que para todas tus amigas eres así, ¿De galante? Por favor Fernando, no soy tonta eh? No soy imbécil para nada, ella estaba mirándote como si fuera, como si fuera arghhhhhhhhh comerte @#$%# - Habla con mucho celos.

- Mi vida, ¿Pero yo qué? Acabas de decirme, ella me miraba así, no yo… Ándale, vente, vamos a dormir sí?

- NOOOO, yo no voy a dormir contigo hoy – habla desde el baño, donde acababa de abrir la ducha.

- Ah no Gabriela, si yo no hice nada… Por favor, ábreme la puerta sí?

- ¡NOOOOOO!

Se pasa unos 5 minutos y Gaby no le abre la puerta, pero cuando cierra la ducha, se da cuenta de que no llevó la toalla, y no tenía ninguna en el baño:

- Hunf, no puedo creer – Habla sola… - Hunf, Fernando…

- ¿Qué?

- Puedes… ¿Puedes por favor traerme la toalla?

- Yo no, tú no me quisiste abrir la puerta cuando te pedí…

- Ah no Fer, no seas malo, ¿Y cómo voy a salir del baño?

- Con las piernas, ¿O andas con la toalla?

- Argh estúpido… - Gaby recoge su ropa y cubre sus senos con ellas, abre la puerta y sale corriendo, mientras Fer la mira salir del baño. Gaby recoge su albornoz y la voltea en el cuerpo: - Eres un grosero, ¿No podrías hacerme ese favor?

- ¡Orale! pero si tú estás enojada conmigo…

- Pero, pero… argh, olvídalo - Gaby empieza a ponerse su ropa íntima, Colunga ya estaba volviéndose loco:

- No hagas esas cosas Gabriela.

- ¿Y qué hago yo? Estoy poniéndome la ropa, si no me querías ver desnuda, era solamente traerme la toalla.

- ¿Pero quién dijo que yo no quería verte así?

- Ay cállate – habla enojada, pero con ganas de reír.

Gaby pone una de sus piernas en la cama para poder echarse la crema en las piernas… Colunga ya no aguantaba, entonces levantándose de la cama, se puso detrás de Gaby y la abrazó por la cintura:

- ¿Vamos a quedarnos enojados por toda la noche?

-  Tú qué hiciste malo… – sigue echándose la crema

- Ay no mi amor, si yo no hice nada, en serio, no quiero dormir peleado contigo – habla acercándose de su oído, en ese momento Gaby siente un escalofrío y se aparta de Fer:

- Ya te dije lo que pasó, y ya… - Abre su guardarropa y recoge su jersey de color azul, súper corta, la pone y sale del cuarto, baja las escaleras.

- Mi amor – Fer habla siguiéndola - Por favor, no hagas eso, vente a nuestra recámara…

- No, me voy a dormir en la sala – Pone la tele, dónde está pasando la película “The Proposal”.

-  Entonces me voy a dormir aquí también

- Haz lo que tú quieras – Habla seria, acostándose en el sofá y Fer sienta a su lado. Gaby empieza a mirar la peli, tumba su cabeza en la almohada y pone otra en el medio de sus piernas, dejando así sus piernas y pompis desnudos, se mueve como una Diosa mientras veía la peli… Fernando no conseguía concentrarse en la peli para nada, la miraba con sed de amor… Entonces él se acostó detrás de ella, se quedaron con los cuerpos pegaditos, Gaby intenta apartarse un poco, pero Fernando la segura por la cintura

- ¡¡Fernando suéltame!! ¿Qué haces? – cerraba los ojos porque en ese mismito momento él la besaba en su nuca.

- Párale, todavía no te perdoné… Yo… Yo..- casi no conseguía decir nada - En serio Fer, todavía… este… Todavía estoy muy eno… enojada, con… contigo – hablaba con la respiración cortada.

Fer la gira, baja para besar sus pies, sube hasta su muslo, dejándola sin habla. Empieza a besar su vientre, Gaby cierra los ojos para recibir las caricias, entonces él besa su cuello… ¡¡Ay Dios!! La besó en el punto más sensible de ella, él sabía cómo dejarla sin aliento:

- Fer, Fer… En serio, para por favor…

Fer entonces para, y la mira, la levanta y la sienta en sus piernas:

- Mira mi amor, yo ya te dije, no hay nada entre mí y Lucero, te lo juro, ¿Cuántas veces voy a tener que jurarte?

- ¡¡Ay Fer!! Es que tengo tanto miedo de perderte, no sabes cuánto… ¿Y me dan muchos celos, sabes? Ella estaba coqueteando contigo, insinuándose, ay me dió ganas de matarla te lo juro… Soy muy celosa, celos por miedo de perderte!!!

- Mi ángel, mira, yo te amo – segura el rostro de Gaby – Te amo más que todo, si fuera para quedarme con ella, ¿No crees que yo ya hubiera hecho? Tuve oportunidades, pero te esperé, te esperé porque te amo, porque te quiero, porque te deseo… Pueden presentarme miles de mujeres, pero la única, y para la única que voy a direccionar mis miradas, la única que siempre va a tener mi amor, mi amor verdadero, la que me va a hacer sentir hombre en toda plenitud de la palabra, eres tú, tú mi ángel, tú mi Gaby – sin tener qué hablar, Gaby solamente lo calla con un beso de sacar el aire a cualquiera.

- Te amo mi Fer, te amo más que todo - hablaba en su oído mientras sentía Fernando en su cuello – Hazme tuya, solamente tuya.

Fernando empieza a acostarla en el sofá, besa su muslo otra vez, su vientre mientras saca su jersey, Gaby temblaba de placer. Después de sacarle el jersey, la giró y la dejo de espalda hacia él, empezó a sacarle el sujetador, mientras besaba su nuca, fue bajando hasta llegar en sus bragas, puso sus manos adentro y empezó a sacarla despacio, Gaby sólo hacía cerrar los ojos y sentir el amor.

Fernando la giró una vez más, empezó a besar su muslo adentro, Gaby arcaba su espalda hacia atrás mientras Fernando le besaba y tocaba su intimidad, luego subió hasta su vientre, besó sus senos.

- Gaby, ¿No crees que deberíamos subir? Es que puede llegar alguien de su familia, no sé… – hablaba cortado.

- No te preocupes mi amor, no hay nadie en casa – levantó y lo tiró en ella, Gaby no aguantaba más de placer y le dijo al oído. - Hazme el amor Fer, házmelo…

Fernando entonces la sujeta y empiezan a hacer el amor. Gaby disfrutaba de cada toque de Fernando, se besaban y se amaban en lo más profundo, hasta que aguantando más del placer, hubo una explosión de deseo, y eso significaba que llegaron los dos en su clímax a la vez. Cansados, se acostaron en el sofá, Gaby tumbó su cabeza en el pecho de Fer, besó una vez más su cuello y le dijo:

- Te amo tanto, tanto… Hasta parece un sueño…

- Yo también te amo, ¡¡¡Y si estamos soñando no me despierte jamás!!!

Y así se quedaron dormidos, los dos abrazados con sus cuerpos desnudos.

Escrito por Izabella Mendes, mi hermana del alma <3 https://twitter.com/#!/izabellamendess

reblog
hace 2 años on 4 Enero 2012 @ 3:09pm 12 notas